favicon

La idea surge de la necesidad forzada, de no poder estar quieta esperando que me viva la vida, sino vivirla.

Vivirla según unos valores. Recuperar toda mi experiencia en la cooperación, el trabajo con grupos de mujeres indígenas, grupos desfavorecidos. La vida es tan diferente ahí y aquí. Yo aprendí a reír a pesar de todo y a llorar cuando había que llorar. Siempre avanzando y levantándonos, a pesar de las adversidades.

El amor a la tierra que nos mantiene, sosteniéndola sin envenenarla.

La idea de ropa sostenible o de segunda mano, o vintage o de reestreno, hace que evitemos miles de toneladas de productos contaminantes sean vertidos todos los días. La ropa ecológica se compromete con el medio ambiente tratando las prendas sin materiales contaminantes, además de trabajar dentro de los parámetros de comercio justo, donde los trabajadores tienen condiciones salariales y de vida decentes.

banner-06

Ambas cosas las he querido combinar en COEUR DE COTON, una idea, una realidad hoy, que lleva dos semanas caminando. Este COEUR DE COTON ESTA HECHO CON TEJIDO DE SUEÑOS Y DE SOLIDARIDAD. Si bien lo he gestado yo tengo un equipo solidario tras de mí, que cree en lo que hacemos y apoya con la mayor ilusión. Sé que no estoy sola que camino con muchos otros a mi lado y el corazón de algodón nos calienta como un abrigo en invierno.

En la creencia que otra moda también es posible, con mucha estética haciendo de ella algo muy personal.